/var/www/vhost/apartamentosorosalto.com/home/html/index.php Las clavijas de Cotatuero – Apartamentos Cañardo

Las clavijas de Cotatuero

Las clavijas de Cotatuero fueron instaladas en 1881 por un herrero de Torla a petición de un cazador inglés. Al final no se llegaron a emplear para este fin, y un asunto familiar obligó al cazador a regresar con urgencia a su paí­s. Las clavijas, desde entonces, han quedado para uso de los montañeros.

La ruta que os explicamos esta semana es espectacular por sus vistas, tiene bastantes desniveles pero no es especialmente difícil.

Clavijas de Cotatuero

Dependiendo de cuando vallamos al Parque Nacional de Ordesa podremos subir con el coche hasta la pradera o tendremos que coger el autobús en Torla para poder subir.

El camino hasta las clavijas está bien señalizado, es a partir de aquí cuando desaparecen los indicadores para tener que guiarnos por las fitas y nuestra propia orientación, ya que por momentos hay infinidad de fitas y se puede tener dudas a la hora de cual seguir. Recomendamos cargar la ruta que queramos seguir en el GPS.

Desde la pradera de Ordesa se toma el sendero paralelo a la orilla del río (dirección Circo de Suaso, Cola de caballo, Goriz, etc.). Tras caminar unos 10 minutos nos encontramos la capilla del Pilar en medio del camino, a la izquierda, hacia el norte, parte el camino del Circo de Cotatuero, a partir de aquí son unas 2 horas de constante ascenso ininterrumpido. El camino zigzaguea por la orilla izquierda del torrente de Cotatuero, hasta un refugio de troncos situado en las proximidades del torrente de cotatuero. El sendero continúa subiendo por terreno cada vez más empinado y despoblado y después de una pequeña trepada llegaremos a una corta canal la cual es el inicio de las clavijas desde donde se observan las murallas de Fraucata y el circo de Cotatuero.

Si ascendemos a pie unos metros más, quedamos junto a la cima de la Cascada de Cotatuero, ya en un pequeño llano, flanqueado por dos barrancos diferenciados porque los separa el pico Descargador, el de la derecha es el barranco de millares y el de la izquierda barranco de Cotatuero.

Resumiendo, un paso equipado muy corto, el cual mucha gente lo pasa sin asegurarse, ya que no tiene dificultad, pero un traspié puede ser trágico. Las vistas son lo mejor de todo.

Para regresar tenemos 2 opciones:
Lo más cómodo y rápido es regresar por donde hemos venido.
Si tenemos tiempo y nos vemos con fuerza para pegarnos 5 horas de andada, lo mejor es regresar por la faja de las flores donde nos podemos deleitar con las vistas más impresionantes del Pirineo.
Una vez finalizada la faja tenemos la opción de destrepar las Clavijas de Salarons (mucho más sencillas que las de Cotatuero) o bajar por la Fajeta para evitar las clavijas. Tras estos 2 pasos los senderos se vuelven a juntar.

Clavijas de Cotatuero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *