/var/www/vhost/apartamentosorosalto.com/home/html/index.php Si voy a esquiar, ¿qué tengo que llevar? – Apartamentos Cañardo
Equipo De Esquí

Si voy a esquiar, ¿qué tengo que llevar?

Antes de que pase la temporada de invierno, la idónea para practicar esquí, se debe aprovechar el frío para aprender a esquiar, a hacer snowboard o para disfrutar de estos deportes antes de que la temporada termine y venga el caluroso verano.

Para poder preparar la maleta, primero necesitamos saber qué es necesario llevar como equipamiento básico a una excursión o escapada de esquí.

El esquí sí que es una actividad completa y un deporte para el que se requiere una forma física elevada. Pero no solamente la forma física es primordial para el buen desarrollo del esquí. El equipamiento es imprescindible, y es que es la herramienta que nos va a permitir una perfecta ejecución de la actividad y evitar lesiones.

Todas las partes del cuerpo tienen que estar protegidas adecuadamente con prendas que nos resguarden del frío y nos faciliten la movilidad a la vez que nos protegen de posibles lesiones. Una de las partes más importantes del equipo de esquí son las fijaciones que tienen la función de protegernos de las lesiones, ya que mantienen las partes del cuerpo sujetas.

En cuánto a la ropa se recomienda llevar tres capas:

La primera capa tiene que sostener la temperatura corporal y ser transpirable, para que el sudor no se retenga en el cuerpo. Para ello, las mejores elecciones son la camiseta térmica o la anti-sudor. En ambos casos el material es totalmente transpirable, lo que asegura que el sudor se expulse a la siguiente capa. No es recomendable el uso de camiseta de algodón, pues se empapa de sudor y genera la sensación de frío.

La segunda capa tiene que servir para dar calor al cuerpo y expulsar la humedad corporal hacia afuera. Dependiendo de la temperatura, puede servir un forro polar o si hace mucho frío, se puede combinar dos prendas: forro polar y chaleco para hacer dos capas intermedias entre la capa exterior y la primera capa. El forro polar como opción de segunda capa, además de lo dicho, es muy recomendable porque tiene menor peso que el jersey clásico y es mucho más caliente. Los nuevos polares vienen mejorados con tejidos elásticos que además se ajustan mejor al cuerpo, así como tejidos laminados que aportan la capacidad de cortaviento para cuando te quitas la chaqueta exterior.

La tercera capa debe protegerte del viento y la humedad.  Por eso es imprescindible, que sea impermeable y cortavientos. El tejido del anorak o cazadora te debe asegurar  suficiente resistencia al agua y máxima transpirabilidad (si no transpirase te mojarías con tu propio sudor). Igualmente importante es que las costuras sean termoselladas para evitar que las gotas de agua penetren en la prenda por los agujeros de las costuras.

Los pantalones deben ser  impermeables, fabricados con los mismos tejidos y detalles técnicos. Si vas a esquiar o hacer  snowboard con temperaturas bajas, te recomendamos uses unas mallas térmicas para que retengan el calor corporal.

Además de las tres capas troncales y pantalones, cada esquiador o snowboarder debe ir provisto de:

Casco para proteger la cabeza. También es muy agradable los días de frío o nieve, para estar más caliente. No es obligatorio, pero es muy recomendable su uso, tanto en niños como en mayores, ya que sirve como elemento importante para la seguridad del esquiador o surfero, especialmente a los que practican fuera de las pistas.

Los guantes son imprescindibles. Tienen que ser impermeables. Nunca deben ser de lana o forro polar porque calan. El calor corporal se pierde antes por las extremidades, por lo que proteger las manos es muy importante.

Ponte calcetines altos (recomendable que suban por encima de las botas) ni muy gruesos ni muy finos. No lleves doble calcetín. Procura no ponerte los calcetines de lana ya que hacen sudar el pie, lo que te deja con sensación de frío en los pies. Es aconsejable llevar unos calcetines de repuesto para cambiarlos por la tarde al finalizar la jornada.

Gafas de sol (es obligatorio) para que no se dañen los ojos. No se puede olvidar, que es muy arriesgado el uso de gafas de sol no homologadas, pues no previenen del daño que hace a los ojos el exceso de luminosidad cuando estamos en las pistas. Incluso puede quemarlos. Las gafas de ventisca siempre serán opcionales. Si tienes gafas de ventisca espejadas o cromadas también valen para protegerte del sol excepto en días muy soleados. En cualquier caso es bueno y muy apropiado llevar los dos tipos y poder intercambiarlas en función de la meteorología del momento.

Gorro o cinta que cubra las orejas; es muy agradable tener cabeza y orejas cubiertas.

Protección solar para la cara. Recomendamos factor de protección 15 como mínimo. No debes olvidar que aunque parezca que el sol en la montaña no siempre es muy fuerte, en realidad, incluso con el cielo nublado, puedes llegar a quemarte la cara si no llevas la protección. Ponte crema varias veces al día y cacao con protección solar para los labios.

Recuerda descansar bien ¡para dar tu 100% en la nieve!